Herbolario el Roble

Los Niños y los Complementos Alimenticios

Deja un comentario

¿Necesitan los niños suplementos para mantener o  mejorar su salud?

Antes de comenzar a describir las principales ayudas para el mantenimiento y la mejora de la salud de los niños/adolescentes cabe preguntarse si es necesario suplementar su nutrición diaria con productos preparados o si la alimentación actual que realizan es suficiente para un desarrollo óptimo de tejidos y funciones psicológicas y emocionales y evitar la producción de infecciones.
Los hábitos alimentarios han sido siempre un referente sociocultural de los distintos pueblos, pero la evidencia científica generada durante los últimos años relacionando la dieta y el estado de salud han sido determinantes para que tos hábitos de una población se consideren en la actualidad un indicador tanto social como sanitario.
Los estados mórbidos se pueden producir por un déficit del consumo de nutrientes, de algunos en particular o de todos en general, o por el consumo en exceso, en particular de calorías.

A continuación se incluyen los resultados de diferentes estudios de hábitos alimentarios en niños y adolescentes con el fin de evidenciar la carencia de muchos micronutrientes debido a dichas actuaciones nutricionales diarias realizadas por las poblaciones de estudio:
1. “se realizó una encuesta de frecuencia de consumo semanal de grupos de alimentos a los ingresantes de Medicina del 2003. Resultados y discusión: del total de 510 individuos, 17 no realizaban las cuatro comidas diarias, el motivo más frecuente dado fue la falta de tiempo (36.7%). Solo el 8% consumía carnes blancas según lo aconsejable, un 7.6% refirió no consumir lácteos nunca y un 44% refirió no ingerir legumbres… Comparando estos patrones de consumo alimentario con los propuestos en las guías de frecuencia de consumo de alimentos, se halló que el 100% de los individuos no la cumplen satisfactoriamente, presentando conjuntamente una elevada prevalencia de hábitos tóxicos”.
2. En la actualidad, está ampliamente aceptado el hecho de que la nutrición es un importante determinante del desarrollo de la respuesta inmune. Los resultados epidemiológicos y clínicos sugieren que cualquier deficiencia nutricional altera la inmunocompetencia e incrementa la susceptibilidad a padecer infecciones. Se ha observado que las alteraciones inmunológicas y las complicaciones derivadas de las mismas son, probablemente, las consecuencias más importantes de la malnutrición calórico-proteica. Ésta afecta sobre todo a la inmunidad celular mediada por los linfocitos T, pero también a la inmunidad no específica. Una ingesta reducida en energía y proteína parece ser la responsable de estas alteraciones; sin embargo, el déficit de vitaminas y de ciertos minerales u oligoelementos, como el zinc o incluso el hierro, también desempeñan un papel muy importante .

3. Casi la mitad (45%) de los niños españoles con edades entre los seis y los nueve años tienen problemas de peso, sufriendo un 26 por ciento de ellos sobrepeso y un 19 por ciento obesidad. Son datos del ‘Estudio de Prevalencia de Obesidad Infantil Alimentación, Actividad Física, Desarrollo Infantil y Obesidad (ALADINO).

4. Las deficiencias de iodo e hierro han sido relacionadas directamente con retraso motor y mental. En los últimos años son frecuentes las evidencias del efecto de la deficiencia de zioc Estudios experimentales en animales y humanos indican que la deficiencia de zinc afecta negativamente el desarrollo intelectual y sexual. Actualmente se ha evidenciado el efecto de la deficiencia de zinc en niños y adolescentes sobre la función del sistema nervioso y evolución del desarrollo hormonal sexual.

En las conclusiones de la muestra de revisiones presentadas en los párrafos anteriores se encontraron que las deficiencias de micronutrientes ó el inadecuado equilibrio de la nutrición producen alteraciones en el desarrollo infantil y que hay alteraciones en varias de las condiciones necesarias para cumplir una buena alimentación; Además más del 60% de los estudiantes no realizaban las cuatro comidas diarias; uno de cada dos realizaban la ingesta de alimentos a horarios irregulares y aproximadamente un 15% ingerían alimentos entre las cuatro comidas básicas (tentempiés). Esta serie de factores indicarían la presencia de “malos hábitos alimentarios”, transformándose en una conducta de riesgo para la salud.

Por otra parte, los estudios muestran que muchos de los hábitos que van a influir en la salud física y mental en la edad adulta se adquieren durante la niñez y la adolescencia, por lo que es muy importante una correcta valoración nutricional en estas etapas de la vida.
De los resultados recogidos en este metaanálisis, se desprende:
1. La necesidad que tiene la población en general, y más en concreto la infancia y adolescencia, de una educación nutricional.
2. La posible carencia de micronutrientes y otros nutrientes esenciales para el correcto desarrollo de funciones derivada de los malos hábitos alimentarios.

Lo anterior indica la “necesidad” de suplementar la dieta de nuestros niños y adolescentes con sustancias que aporten todos los micro y macronutrientes necesarios y que debido a sus hábitos alimentarios en un muy alto % de dicha población no son incluidos en su alimentación diaria.

(Del dossier Metanalsis de sustancias naturales para la salud infantil, Carmen Salgado 2011)

Fuente: SM Informa Nº 34

About these ads

Autor: Herbolario el Roble

Nos interesa la Salud Natural, la Educación de los Hijos, la Felicidad Colectiva, las Buenas Acciones que nos Conduzcan a ser Mejores Personas . . .

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.835 seguidores