Herbolario el Roble


Deja un comentario

“La ciudadanía no es consciente de las carencias de la alimentación convencional”: entrevista a la experta Dolores Raigón y su libro pdf

“Según la OMS, el 80% de las enfermedades “de la civilización” tienen que ver con la dieta contaminada (…) Es curioso destacar cómo se ha producido un cambio en la alimentación, que históricamente cumplía con la misión de curarnos de ciertas enfermedades. “…QUE MI ALIMENTO SEA MI MEDICINA”, proclamaba Hipócrates. Lo que ocurre actualmente es todo lo contrario. Se están generando medicamentos para curarnos del efecto que muchos alimentos tienen sobre nuestra salud”

“Hemos podido concluir que los alimentos ecológicos presentan mayor concentración en proteínas, mayor contenido vitamínico, mayor contenido mineral y mayor nivel de sustancias antioxidantes”

“Cada vez más, me encuentro con GRUPOS DE CONSUMIDORES CONCIENCIADOS en cuanto a la alimentación respetuosa, lo que incluye que la producción sea lo menos impactante, que respete el bienestar animal y que los circuitos de distribución sean cortos. Curiosamente, estos grupos son personas JÓVENES, no pertenecientes a una clase social alta y eso es un elemento indicativo sobre el cambio experimentado, ya que hace unos años el consumo ecológico implicaba un producto caro y de escasa distribución”
Dolores Raigón

La constatación de la importancia de la alimentación sobre la salud y la superioridad nutricional de los alimentos ecológicos está cada vez más asumido socialmente y más constatado científicamente, aunque estemos aun lejos de llevarlo a la práctica y más en un país como España, uno de los principales productores de agricultura ecológica pero para exportarla.

Para concienciar a la población y, sobre todo, a la autoridades para que dediquen más esfuerzos a potenciar y acercar lo ecológico a todos, son importantes las declaraciones de investigadores de primer nivel.

Y Dolores Raigón es una eminencia en el tema de la producción ecológica y calidad de alimentos sobre el que lleva más de 15 años investigando. Ingeniera Agrónoma de la Universidad de Valencia y Catedrática de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natura, es también autora del libro “Alimentos ecológicos, calidad y salud“, disponible en pdf.

Además es una mujer que habla muy claro y podemos leer sus conclusiones en esta entrevista y en esta otra que adjuntamos a continuación realizada por Pedro Burruezo y publicada en el Diario de Biocultura Valencia 2011. En ella Dolores Raigón explica que los alimentos ecológicos tienen más nutrientes que los convencionales, y denuncia la pasividad oficial y el doble juego de la medicina y las empresas.

Si Hipócrates viese cómo nos alimentamos y con qué nos curamos en el siglo XXI hablaría de involución…

 

En los últimos tiempos, Dolores Raigón trabaja intensamente en el estudio de la relación que existe entre la tecnología de cultivo (agricultura orgánica frente a la convencional) y la concentración de determinados principios nutritivos de los productos hortofrutícolas.

Es autora de numerosos artículos científicos, técnicos y divulgativos. Ha publicado recientemente un libro titulado: “Alimentos Ecológicos, Calidad”. Leyendo sus trabajos o escuchando sus ponencias es muy sencillo darse cuenta de por qué es necesaria la alimentación ecológica en detrimento de la convencional.

¿Se puede decir que la agricultura ecológica es más sana que la convencional?
Cuando hablamos de agricultura ecológica, tenemos que referirnos a sus principales objetivos, entre los que destaco:

  1. Trabajar con los ecosistemas de forma integrada
  2. Mantener y mejorar la fertilidad de los suelos
  3. Producir alimentos libres de residuos químicos
  4. Utilizar el mayor número de recursos renovables y locales
  5. Mantener la diversidad genética del sistema y de su entorno
  6. Evitar la contaminación resultante de las técnicas agrarias
  7. Permitir que los agricultores realicen su trabajo de forma saludable

Evidentemente estos son objetivos de una agricultura limpia y sana y sostenible para el entorno.

MÁS NUTRIENTES

¿Se puede ya decir también que los alimentos ecológicos tienen más nutrientes que los convencionales?
Afortunadamente, la conciencia ecológica está presente en las líneas de trabajo de los investigadores, y en este sentido se producen de vez en cuando aportaciones donde se pone de manifiesto el mayor valor nutricional de los alimentos ecológicos. Concretamente en nuestros trabajos, hemos podido concluir que los alimentos ecológicos presentan mayor concentración en proteínas (tanto en alimentos de origen animal como vegetal), mayor contenido vitamínico (en frutas y verduras), mayor contenido mineral (en frutas, verduras, y alimentos en grano, como leguminosas y cereales) y mayor nivel de sustancias antioxidantes (en frutas, verduras, y en aceite de oliva).

¿Cuándo se podrá demostrar científicamente que los alimentos “bio” son también más vitales?
En muchos trabajos ya se pone de manifiesto que los alimentos ecológicos contienen  concentración en materia seca, que influye tanto en la mayor concentración nutricional, como en las mejores aptitudes en postcosecha, y en este sentido estamos hablando de vitalidad del alimento. Pero para que pueda ser admitido científicamente tenemos que ir a un protocolo y a unos estudios comparativos en igualdad de condiciones, donde se pueda demostrar.

ENFERMEDADES Y DIETA

Según la OMS, el 80% de las enfermedades “de la civilización” tienen que ver con la dieta contaminada…
Es una cifra alarmante, pero es la realidad. Es curioso destacar cómo se ha producido un cambio en la alimentación, que históricamente cumplía con la misión de curarnos de ciertas enfermedades. “…Que mi alimento sea mi medicina”, proclamaba Hipócrates… Lo que ocurre actualmente es todo lo contrario. Se están generando medicamentos para curarnos del efecto que muchos alimentos tienen sobre nuestra salud.

¿Crees que la población es consciente de este gravísimo problema?
La población no es consciente de las carencias de la alimentación convencional; sólo reflexiona ante los casos de alarmas alimenticias, y, desgraciadamente, con muy poca memoria histórica, pues olvidamos rápidamente. Lo más grave es que no sean conscientes nuestros gobernantes, ya que estas cuestiones tienen una repercusión inmediata en el gasto sanitario, con las repercusiones sociales y económicas que ello significa.

¿Por qué la clase científica y las empresas gastan tantos esfuerzos en encontrar terapias para enfermedades cuyas causas conocemos perfectamente y que podríamos evitar cambiando sistemas de producción?
Imagino que por los propios intereses de crecimiento empresarial. Pensemos por un instante lo que ocurre con la defensa del medio ambiente; resulta que se convierte en un importante negocio, justo para las empresas que más influyen en su degradación. Pues hagamos el paralelismo con las enfermedades…

L’HORTA… “BIO”

¿Cómo ves el lento reciclaje de la huerta valenciana tradicional a ecológica?
Pues como bien indicas en la pregunta, el reciclaje es lento, muy lento. La huerta valenciana valenciana ha estado totalmente inmersa en el proceso de presión urbanística, a lo que se ha sumado el problema de la estructura agraria, el minifundio, los problemas de comercialización, el envejecimiento de los agricultores y, en el momento actual, claman medidas de defensa para el aprovechamiento de este patrimonio cultural, social y medioambiental.

Una de las soluciones pasaría por el establecimiento de parques agrarios de producción ecológica que acercara alimento de calidad a los ciudadanos e incorporara jóvenes agricultores a la zona.

¿En qué nuevas líneas estás trabajando?
En estos momentos hemos abierto tres nuevas líneas de trabajo. En una de ellas se está estudiando la composición bromatológica de una colección vegetal de cacahuete autóctono de la Comunitat Valenciana. Estamos trabajando con metodologías autorizadas en ecológico para endulzar la aceituna de mesa y estamos optimizando los momentos de recolección de hortalizas de hoja, para minimizar la concentración de nitratos.

Además continuamos con los estudios de calidad de cítricos que llevamos en colaboración con La Unió de Llauradors y el IVIA (Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias).

DIOXINAS EN LOS PIENSOS

¿Te ha sorprendido el escándalo de los piensos con dioxinas en Alemania?
Evidentemente me ha sorprendido como ciudadana, y son alarmas que nunca quieres que se produzcan y por lo tanto sorprenden. Ahora bien, conociendo las técnicas que se emplean en la producción intensiva o industrial de alimentos, lo raro es que no salten escándalos alimenticios con más frecuencia…

Apuntando a las palabras de una médica de Madrid, decía: “…Nos estamos poniendo enfermos de comer alimentos seguros”.

Pedro Burruezo

Vía entrevista: Diario de Biocultura Valencia 2011 (página 4)

libro ALIMENTOS ECOLÓGICOS, CALIDAD Y SALUD en pdf

Otra entrevista a Dolores Raigón


Deja un comentario

¿Qué es un producto biológico?

¿DE DÓNDE VIENEN?
Las técnicas agrícolas industriales actuales han llevado a que muchos de los alimentos que consumimos tengan altos
contenidos en pesticidas, plaguicidas y fertilizantes químicos peligrosos para la salud, además de ser pobres en contenidos
minerales y nutrientes, pues se cultivan de forma extensiva en suelos extenuados y en condiciones artificiales.
Como alternativa a este tipo de agricultura hace algunos años surgió La Agricultura Ecológica. Muchas personas
piensan que esta agricultura es una regresión al pasado, desoyendo los avances tecnológicos y científicos, pero esto es
completamente incierto.
La Agricultura Ecológica parte de una concepción de la agricultura diferente:
Respeto máximo al entorno; búsqueda de técnicas no agresivas para obtener unos productos nutritivos y sanos. Elección de semillas autóctonas apropiadas para las condiciones climatológicas del lugar, etc. Para ello cuenta con muchas personas en el mundo que se dedican a estudiar e investigar nuevas técnicas agronómicas sostenibles.
¿CÓMO SE ELABORAN?
En la elaboración de estos productos hasta su llegada al consumidor no se utilizan conservantes, ni colorantes, ni métodos químicos, sino técnicas tradicionales como son el vacío, secado, el frío o las fermentaciones.
Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.835 seguidores