Herbolario el Roble


Deja un comentario

Cómo combatir de forma natural los problemas de la próstata

Hacia los 40-45 años, la próstata de la mayoría de los hombres empieza a aumentar poco a poco de tamaño. El término médico que describe esta proliferación celular no cancerígena que provoca el crecimiento es “hiperplasia benigna de la próstata” (HBP). Casi el 50% de los hombres de 50 años y hasta el 75% de los de entre 60 y 70 años la sufren

A menudo se habla de la menopausia y de los problemas que comporta. Sin embargo, las mujeres no son las únicas que sufren los cambios hormonales del climaterio; a los hombres también les concierne. En su caso, estas modificaciones del equilibrio hormonal son más lentas y varían considerablemente de un individuo a otro. En este contexto, el crecimiento benigno de la próstata y los problemas que lo acompañan son un signo frecuente de envejecimiento.

El origen de la HBP
Aún hoy en día, a pesar de los intensos esfuerzos de investigación, no se han dilucidado totalmente las causas precisas de la HBP. No obstante, se presume una relación con la interacción perturbada entre las hormonas femeninas y masculinas que sobreviene con la edad. Especialmente, la testosterona (hormona masculina) y la dihidrotestosterona (su forma activa) juegan un papel decisivo en la evolución de la hiperplasia benigna de los tejidos prostéticos. Nuevos estudios demuestran que los procesos de inflamación de la próstata, así como los factores de crecimiento, son determinantes en el desarrollo de la HBP.

Los síntomas de la HBP
La HBP atañe principalmente a los tejidos prostéticos próximos a la uretra. La compresión de la uretra obstaculiza el paso de la orina, del mismo modo que sucede con el agua que pasa por una tubería aplastada. Paralelamente se forma una pequeña depresión donde se acumula la orina.

Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

Pipas de calabaza: el mejor amigo del hombre

Pipas de calabaza

Las semillas de la calabaza tienen unas propiedades extraordinarias que benefician a toda la familia y en especial a los hombres.

Desde hace tiempo se las conoce por ser unos de los mejores remedios naturales contra los parásitos intestinales haciendo que éstos se desprendan del tubo intestinal.

Son fuente de proteínas, hidratos de carbono, vitaminas (A,B,C y E ),  minerales (especialmente fósforo y zinc), aminoácidos esenciales (Omega 3, Omega6 ) y curcubitina.

Esto hace que un consumo regular de pipas de calabaza o su derivado en aceite, disminuya el colesterol, estimule el sistema inmunitario, estimule la función del páncreas regulando los niveles de azúcar en sangre, ayude a limpiar de mucosidad los pulmones, y lo mejor para el hombre es que regula los posibles desórdenes de la próstata.

Tomando una cucharada de pipas de calabaza diariamente o su aceite en las ensaladas, estaremos contribuyendo a controlar la posible inflamación de la próstata  y mejorar nuestra salud en general.