Herbolario el Roble


Deja un comentario

3 Libros de Ana María Lajusticia que debes conocer

Ana María La justicia Bergasa (Bilbao, 1924) es licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid, y ha realizado estudios sobre agricultura y alimentación animal, publicando artículos sobre el tema en revistas especializadas. Lleva más de 40 años dedicada al estudio de la dietética, basado en la bioquímica y a la biología molecular, y ha participado en congresos internacionales sobre estas materias, especialiazándose en los problemas provenientes de las deficiencias en la alimentación.

En toda su obra destaca un estilo didáctico, riguroso y claro, y está considerada una especialista en dietética y nutrición, disciplina sobre la que imparte numerosos cursos y conferencias, siendo solicitada a menudo por los medios de comunicación para hablar de estos temas.

colágeno aml

La respuesta está en el Colágeno.

El colágeno es una proteína que forma el tejido conectivo. Es un componente fundamental de la piel, y, sobre todo, de las articulaciones, clave en el correcto funcionamiento de huesos, tendones y músculos.

Sin embargo, es conocido el hecho de que su deterioro provoca la falta de tersura, el envejecimiento prematuro de la piel, así como muchas de las lesiones musculares, de tendones y ligamentos, que afectan principalmente a deportistas, mujeres maduras y, cada vez más, a los niños.

. ¿Qué es el colágeno y qué supone su deficiencia en nuestro cuerpo?

. ¿Qué alimentos hemos de tomar para cubrir las necesidades mínimas?

. ¿Cuál es la relación entre la falta de colágeno y los problemas de huesos, cartílagos y tendones?

. ¿Los niños, adolescentes y jóvenes cómo deben cubrir necesidades de colágeno en la dieta?

. ¿Cómo podemos consumir el colágeno y cómo fijarlo mejor?

En este libro, la autora explica de qué modo se pueden afrontar los problemas derivados de la falta de colágeno en nuestro organismo, para prevenir enfermedades como la artrosis y la osteoporosis.

libro magnesio aml

El Magnesio, clave para la salud. La importancia de este elemento y los problemas que  causa su deficiencia. 

La alimentación actual tiene, entre otras características, la de presentar una deficiencia de magnesio, un elemento fundamental para la salud.

Esta carencia provoca problemas en relación con el sistema nervioso, tales como ansiedad, desasosiego, dificultad para fijar la atención, etc., que a veces se califican como depresión y se tratan con fármacos. Asimismo, como el magnesio interviene en la relajación muscular esta deficiencia se manifiesta también en contracturas, calambres, pinchazos en la región precordial, espasmos, arritmias, taquicardias, sensación “de bola” en la garganta, dificultades en la respiración y en ocasiones hipertensión.

El magnesio es indispensable en la síntesis de las proteínas de nuestro cuerpo y, por tanto, determinante en la fabricación y reparación del desgaste de los cartílagos,los huesos, los tendones, las paredes del estómago, los vasos sanguíneos, etc.

Además, cuando su concentración disminuye en la sangre, se elimina en menor cantidad por la orina, lo que da lugar a la formación de piedras en el riñón.

Este libro, publicado con gran éxito por la doctora Lajusticia, recoge los nuevos estudios realizados hasta la fecha que confirman la enorme importancia del magnesio para nuestra salud.

libro osteoporosis aml

Vencer la Osteoporosis. El Colágeno, clave en la descalcificación y la artrosis.

Uno de los problemas de salud más extendidos en la sociedad actual es la osteoporosis y las fracturas de huesos que provoca.  Sin embargo, no se ha explicado correctamente que la causa de esta enfermedad reside en la ausencia del colágeno.  Es decir, la sustancia que permite la flexibilidad de los huesos y que,  además, es el soporte del fosfato de calcio en el hueso. Si una persona no repone, a través de la nutrición correcta, el colágeno que se pierde, las sales cálcicas no tienen dónde fijarse y el hueso se descalcifica y se vuelve rígido y seco.

Asimismo, si la formación del colágeno de los cartílagos es deficiente, estos comienzan a «desgastarse» y se produce la temida artrosis. Del mismo modo, tendones y ligamentos se vuelven débiles y aparecen las roturas y torceduras, además de dolores articulares.

La ingesta masiva de calcio no es la solución, pues si las sales cálcicas no pueden fijarse al hueso, la descalcificación persistirá, y se corre el riesgo de calcificar vasos, riñones y pulmones.

Esta obra muestra las claves para la solución de este problema, explicando clara y sencillamente todo el proceso que conduce a la osteoporosis y cómo puede remediarse fácilmente la falta de colágeno, corrigiendo las carencias y los errores en la alimentación y, a la vez, abasteciendo al cuerpo de los nutrientes necesarios para la nueva formación de esta importante sustancia.

Sus libros y sus productos podéis encontrarlos en nuestra tienda.

Más información en: Ana María Lajusticia

Anuncios

Ana María Lajusticia – Dieta equilibrada y colágeno con magnesio

Deja un comentario

La recomendación general para estar bien de salud es seguir una dieta variada. Sin embargo, hay quienes aseguran que una alimentación saludable no es suficiente. Es el caso de Ana María Lajusticia, química y autora de muchos estudios sobre alimentación humana, manuales de divulgación y creadora de una marca de productos dietéticos. http://anamarialajusticia.es


Deja un comentario

Albóndigas de picada vegetal con salsa de champiñones

Ingredientes (para 4 personas)

– 1 bandeja de picada vegetal
– 2 cebollas
– 3 cucharadas de pan rallado
– 3 cucharadas de tapioca
– Media cucharada de sal del Himalaya
– Pimentón
– Pimienta negra
– Perejil

Para la salsa:
– 400 g de champiñones
– 2 cebollas
– 2 cucharadas de kuzu 
– 2 vasos de caldo vegetal 
– Sal y pimienta

Preparación

Salteamos dos cebollas cortadas bien finas con una pizca de sal. Añadimos la picada vegetal y el resto de los ingredientes.

Formamos bolas de unos 3 centímetros y las freímos.

Para preparar la salsa cortamos los champiñones y dos cebollas y lo salteamos en aceite de oliva con una pizca de sal durante diez minutos.

Añadimos dos vasos de caldo vegetal, cocinamos y espesamos la salsa con el kuzu*, un espesante que habremos diluido antes en medio vaso de agua fría.

Presentamos las albóndigas junto con la salsa.

Fuente: Vegetalia


Deja un comentario

Ceregumil Pekes: Una ayuda para su etapa de desarrollo

Imagen

Ceregumil Pekes es un complemento alimenticio especialmente diseñado para niños, de entre 3 y 12 años, que puede ayudar a un mejor desarrollo físico y psíquico, al mismo tiempo que aporta nutrientes necesarios para mantener un buen estado nutricional.

Ceregumil Pekes es un jarabe, con agradable sabor a cereza, que asocia Jalea Real, Miel, Omega 3 DHA y Vitaminas, nutrientes específicos para la mente y el organismo del niño.

Sus Vitaminas contribuyen y ayudan al normal crecimiento y desarrollo de los huesos de los niños, al normal funcionamiento del sistema inmunitario y nervioso y a disminuir el cansancio y la fatiga.

La Jalea Real refuerza en el niño la resistencia en épocas de crecimiento y desarrollo, la capacidad de atención y las defensas.

El DHA en su formula, contribuye a mantener el normal funcionamiento del cerebro y la visión.El DHA es un componente importante del cerebro que ayuda a mantener una saludable función de éste e incrementa los niveles de concentración. El DHA utilizado procede de algas marinas (Schizochytrium s.s.) de alta calidad, libres de mercurio y contaminantes.
CÓMO CONSUMIRLO:

De 3-4 años: un vasito dosificador con 5 ml al día.

Más de 5 años: Un vasito dosificador con 10 ml al día.

Fuente: Ceregumil


Deja un comentario

Como preparar bebidas o “leches” vegetales


La libertad y emoción que produce el poder disfrutar de la preparación artesanal de nuestros propios alimentos. Además de obtener esa satisfacción, generamos menos residuos, ayudamos a nuestro bolsillo y podemos continuar la cadena de difusión y divulgación de este tipo de conocimientos.

Comparto con vosotros estas increíbles, necesarias y fáciles recetas.

Sigue leyendo


Deja un comentario

Semillas de Chia, Propiedades y beneficios. ~ SOYCOCREADOR


La Chía (Salvia hispánica L.) es una planta de la familia de las labiatae (Lamiaceae). Es una herbácea anual, que puede alcanzar hasta dos metros de altura. Las hojas miden de 4 a 8 cm. de largo y de 3 a 5 cm. de ancho. Las flores son hermafroditas, de color violeta. Florece entre julio y agosto y se cultiva, sobre todo, en México, Guatemala y Bolivia. La planta de Chía requiere un clima tropical o sub-tropical. Al cabo del verano, las flores dan lugar a un fruto en forma de “aqueno indehiscente”.
La semilla es rica en mucílago, fécula y aceite; tiene unos 2 mm. de largo por 1,5 mm. de ancho. Es ovalada y lustrosa, de color pardogrisáceo a marrón oscuro.
Historia
En la época precolombina, la Chía era uno de los cuatro alimentos básicos de las civilizaciones de América Central (Aztecas y Mayas), junto con el maíz, el amaranto y los porotos. Sus semillas se utilizaron para elaborar medicinas y eran la base de su alimentación y también de la de sus animales.
Los Mayas hacían ofrendas de estas semillas a los dioses, en agradecimiento por las cosechas. El uso y el cultivo de la Chía en el valle de Méjico, se remonta a unos 3.500 años a.C. En dialecto “nahuatl”, la palabra “chiactic” significa aceitoso o grasoso y el nombre Chiapas, actual estado al sur de Méjico, significa “agua de Chía”.
Los Aztecas usaban la Chía en distintos preparados nutricionales y medicinales, así como también en la elaboración de ungüentos cosméticos. Era fuente de energía para travesías prolongadas y alimento para los guerreros, por eso es conocida como el alimento de las caminatas. Una comida típica “tzoalli” la preparaban con semillas de amaranto y Chía tostadas, miel de maguey y harina de maíz.
La harina de Chía tostada se utilizaba en la preparación de una popular bebida refrescante y nutritiva, costumbre que, con variantes, persiste hoy en Centroamérica y se denomina “Agua Fresca de Chía”. Su composición es agua, limón, azúcar y Chía.
Los ceramistas y pintores utilizaban el aceite de Chía para la preparación de barnices y pinturas, que se destacaban por su brillo y resistencia al envejecimiento. La harina de Chía podía ser almacenada mucho tiempo debido a los antioxidantes que posee, podía transportarse fácilmente en viajes largos y se utilizaba como moneda de pago para tributos y transacciones.
La conquista reprimió a los nativos, eliminó sus tradiciones y destruyó la mayoría de la producción agrícola intensiva, así como el sistema de comercialización existente. Muchos cultivos que mantuvieron una posición importante en las dietas de la América precolombina fueron eliminados por su estrecha asociación con la religión y tal vez por su incapacidad de adaptarse a las condiciones climáticas europeas, siendo reemplazados por otras especies foráneas de gran demanda.
La ciencia moderna ha llegado a la conclusión de que las dietas precolombinas eran superiores a las que actualmente se consumen en la misma región, y la Chía, que sobrevivió sólo en pequeñas parcelas en áreas montañosas escarpadas del sur de México, Guatemala y Nicaragua, vuelve, quinientos años más tarde, a recobrar su papel protagonista en la nutrición humana.
Una semilla con un gran interés nutricional
La ciencia actual explica por qué las antiguas civilizaciones consideraban a la Chía un componente básico de su dieta. La composición química de la Chía y su valor nutricional, le confiere un gran potencial para la alimentación. Estas semillas ofrecen ahora al mundo una nueva oportunidad para mejorar la nutrición humana, siendo una fuente natural de ácidos grasos Omega-3, antioxidantes, proteínas, vitaminas, minerales y fibra dietética.
Ventajas de las Semillas de Chía

      • La Chía es la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega-3.
      • Contienen antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra.
      • Aportan proteínas muy importantes para personas vegetarianas.
      • La semilla de Chía no contiene gluten.
      • Se pueden consumir solas o incorporadas a otros alimentos.
      • Es un producto de origen vegetal.
      • No tienen sabor ni olor.
      • Aporta energía a quien las consume.
      • Ayudan a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial.
      • Facilitan la digestión, mejoran el transito intestinal y tienen efecto saciante.
      • Ayudan a controlar el apetito.
      • Colaboran en el mantenimiento de una buena salud cardiovascular.
      • Ayudan a mejorar la salud del sistema nervioso e inmunológico.
      • Favorecen el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos.
      • Mejoran la actividad cerebral y ayudan en problemas emocionales.
      • Ayudan a controlar los niveles de azúcar. Aporta beneficios para diabéticos.
      • Tienen un bajo contenido en sodio.
      • Pueden consumirlas personas de todas las edades.
Las semillas de Chía: un alimento completo
Las investigaciones recientes confirman las propiedades saludables de las semillas de Chía. Destacan por su alto contenido en aceites saludables, pero es también una fuente de otros nutrientes de gran importancia para la salud como antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra. Podemos decir que las semillas de esta planta son un superalimento, es decir, un alimento completo. Por eso, hoy en día, estas semillas son consumidas como complemento alimenticio en todo el mundo.
      • 700% más Omega-3 que el salmón del atlántico
      • 100% más fibra que cualquier cereal en hojas
      • 800% más fósforo que la leche completa
      • 500% más calcio asimilable que la leche
      • 1400% más magnesio que el brócoli
      • 100% más potasio que los plátanos
      • 200% más hierro que la espinaca
      • 300% más selenio que el lino
      • Tiene un efecto saciante
      • Posee más antioxidantes que los arándanos
      • Aporta todos los aminoácidos esenciales
      • Es el vegetal con más alto contenido en Omega-3
Fuente de Ácidos Grasos Esenciales
Las semillas de Chía representan la fuente vegetal con más alta concentración de Omega 3. Poseen un 33% de aceite, del cual el ácido alfa-linolénico (omega 3) representa el 62% y el linoleico (omega 6) el 20%. La Chía es el cultivo con mayor porcentaje de ácidos grasos esenciales (AGE) al tener el 82% de sus lípidos con dicha característica.
Se denominan ácidos grasos esenciales (AGE) a un grupo de ácidos grasos que el organismo no puede fabricar y que tienen que ser ingeridos a través de los alimentos o de los complementos. Se diferencian de los no esenciales (ácidos grasos saturados y monoinsaturados) en que estos últimos se pueden obtener a partir de otros nutrientes.
Los ácidos grasos esenciales (AGE) tienen funciones muy importantes en el organismo: ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, a normalizar la tensión arterial elevada, a mantener la flexibilidad de las membranas celulares, reducen el nivel de colesterol, protegen el corazón, mejoran la salud del sistema nervioso e inmunológico, etc.
Fuente de Antioxidantes
Además de ácidos grasos esenciales, las semillas de Chía poseen una importante cantidad de antioxidantes, especialmente, flavonoides. Su riqueza en antioxidantes permite que el aceite y la harina de Chía se conserven durante largos períodos de tiempo sin enranciarse, por lo que los Mayas almacenaban estos productos sin ningún tipo de conservante. Los antioxidantes más importantes que podemos encontrar en estas semillas son: el ácido clorogénico, el ácido cafeíco, la miricetina, el kaempferol, la quercitina, el betacaroteno (vitamina E) y el tocoferol (vitamina E).
Los antioxidantes aportan múltiples beneficios al organismo; su función principal es eliminar los radicales libres que se producen como resultado de la oxidación celular. Un número limitado y controlado de estos elementos resulta beneficioso para el organismo, por el papel que desempeñan en el organismo dentro del sistema inmunológico, dado que son capaces de eliminar microorganismos patógenos. Cuando el número de radicales libres aumenta y se inestabiliza produce resultados negativos. Así, por ejemplo, se ha visto la relación que existe entre estas moléculas y ciertas enfermedades de carácter degenerativo, como alteraciones del aparato circulatorio, del sistema nervioso y otras enfermedades graves o el envejecimiento precoz. Estos resultados negativos se producen porque los radicales libres alteran el ADN de las células, impidiendo la renovación celular o alterando su normal funcionamiento.
Fuente de Proteínas y Aminoácidos
Los aminoácidos son pequeñas moléculas cuya unión forma a las proteínas, por lo tanto, podemos decir que las proteínas están compuestas por cadenas de aminoácidos. En el ser humano algunos aminoácidos son sintetizados por el propio organismo mientras que otros deben ser ingeridos a través de los alimentos. A los aminoácidos que pueden ser sintetizados por el propio organismo se les llama aminoácidos no esenciales, mientras que aquellos que deben obtenerse de fuentes externas se los denomina aminoácidos esenciales. La Chía no contiene gluten.
Por su alto contenido en proteínas, la semilla de Chía ayuda a construir y regenerar músculos y tejidos. Ideal para deportistas y etapas de crecimiento.
Fuente de Vitaminas del grupo B y Minerales
La semilla de Chía es una buena fuente de vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B6 y B8), vitamina E y vitamina A. Además contiene calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc, selenio, boro y cobre. Otra ventaja es el muy bajo contenido en sodio que tiene esta semilla.
Fuente de Fibra
La semilla de Chía es una fantástica fuente de fibra dietética soluble e insoluble. Contiene aproximadamente 30 gramos de fibra por cada 100 gramos.
La fibra soluble es soluble en agua; cuando se mezcla con agua forma una sustancia parecida a un gel. La fibra soluble tiene muchos beneficios, entre ellos, regula el nivel de azúcar en sangre y ayuda a reducir el colesterol.
La fibra insoluble no absorbe agua ni se disuelve en agua. Pasa a través del sistema digestivo y ofrece muchos beneficios a la salud intestinal, favoreciendo la regulación del tránsito intestinal y el desarrollo de bacterias beneficiosas.
Las dietas ricas en fibra pueden ayudar a controlar la obesidad, ya que aportan menos calorías en el mismo volumen del alimento; además, este tipo de dietas facilitan la ingestión de menor cantidad de alimentos debido a que prolongan el tiempo de masticación y por su volumen, ayudan a producir más rápidamente la sensación de saciedad; también, las dietas ricas en fibra atrapan parte de los azúcares y las grasas ingeridas, ralentizando su absorción, lo que disminuye el aporte final de energía.

Cómo consumirlas
Para consumir las semillas de Chía, se colocan entre dos y cuatro cucharadas de semillas en un vaso con agua, zumo u otra bebida. Se remueven con una cucharilla para que entren en contacto con el líquido y se dejan entre 15 y 30 minutos. Debido a la fibra soluble que contiene la semilla y debido también a su capacidad de absorción de líquido, se formará un gel que se tomará junto con las semillas transcurrido el tiempo de espera. Al mezclarlas con agua, y dejarlas entre 15 o 30 minutos, el vaso parecerá que no contiene semillas con agua, sino una gelatina casi sólida. Esta reacción que genera el gel se debe a la fibra soluble presente en la Chía.
La semilla de Chía también se puede consumir con leche, leches vegetales, yogurt, ensaladas, frutas, salsas, sopas, cremas, verduras, etc. También se puede incorporar, tanto entera como molida, a panes, galletas, barritas energéticas o repostería. No tienen sabor ni olor. Para aprovechar al máximo sus nutrientes es mejor consumirla molida. Se puede tomar a cualquier hora del día, mejor antes de las comidas. Se recomienda un consumo entre 10 y 25 gramos de semillas de Chía al día.
Como hemos dicho antes, una de las bebidas que formaban parte de la cultura Azteca y que todavía perdura hoy y se prepara en Centroamérica es el “Agua Fresca de Chía”. Para prepararla, necesitamos una taza de semillas de Chía, 100 ml. de zumo de limón, una taza de azúcar y 2.5 litros de agua.
Procedimiento: se dejan remojar las semillas de Chía en medio litro de agua durante dos o tres horas. En el resto del agua se añade el zumo de limón y el azúcar. Luego se agrega la Chía remojada, se enfría y está lista para tomar. Una variante, consiste en tostar durante dos minutos en la sartén las semillas y molerlas antes de añadirlas al agua.
Antes de servir, se deben mover las semillas con una cuchara de madera para que se repartan por toda el agua. Resulta una bebida refrescante y digestiva.

Semillas de Chia, Propiedades y beneficios. ~ SOYCOCREADOR.


Deja un comentario

SUPLEMENTOS PARA ENRIQUECER LA DIETA

Los suplementos nutricionales son productos que contienen algún nutriente -vitaminas, minerales, aminoácidos, oligoelementos…-y que se utilizan para complementar o mejorar la alimentación habitual. No son, por tanto, sustitutos de ningún producto ni de ninguna comida. No pueden compensar totalmente las deficiencias debidas a una dieta escasa en frutas, verduras, legumbres y cereales.

Estrella Gascón. Departamento Médico de Soria Natural.

Los suplementos nutricionales son de diferentes tipos: vitaminas, minerales, antioxidantes, productos de la colmena, plantas o partes de éstas, semillas, etc. Es conveniente que su consumo se haga bajo la supervisión de un profesional cualificado que nos aconseje lo que necesitamos, ya que una ingesta indiscriminada puede ser perjudicial en algunos casos. Por ejemplo, dosis excesivas de algunas vitaminas como la A o la D pueden ser dañinas, o cantidades elevadas de determinados nutrientes pueden interferir en la absorción de otros.
Los motivos que llevan a recomendar la consumición de suplementos son diversos:
– El temor a que los alimentos que ingerimos habitualmente no nos proporcionen los nutrientes que necesita el organismo. Los métodos que utiliza actualmente la agricultura en sus cultivos, con el uso de abonos químicos, pesticidas y fertilizantes, o la recolección de frutas y verduras cuando aún no han madurado, pueden hacer que no tengan la concentración adecuada de nutrientes y fitoquímicos, que, aunque no tengan valor nutritivo, sí tienen efectos beneficiosos para la salud.

– Neutralizar los efectos nocivos de la contaminación química propia de las sociedades industrializadas. Esas sustancias actúan como radicales libres que dañan las células y otras moléculas del organismo, por lo que puede ser necesario el uso de suplementos antioxidantes si no se ingieren
suficientes vegetales, que son una fuente natural de ellos.

– Hay quien los consume porque «son buenos para la salud» y, quizá, no conozca los beneficios que proporcionan los alimentos naturales.
En algunas situaciones, el consumo de suplementos es más necesario:
Los fumadores necesitan vitaminas C y B. Los vegetarianos estrictos, vitamina B12. Mujeres con reglas abundantes, Hierro. Personas sometidas a estrés o tensión nerviosa, vitaminas del grupo B. Mujeres embarazadas, Ácido fólico.

Algunos de los suplementos más consumidos son, entre otros, los siguientes:
Germen de Trigo. Es la parte del grano de Trigo con más valor nutritivo. Destaca su alto contenido en vitamina E y su poder antioxidante. Posee una sustancia que aumenta la resistencia a la fatiga.

Levadura de Cerveza. Es un hongo microscópico (Saccharomyces cerevisiae) que contiene proteínas de alta calidad biológica; vitaminas, sobre todo del grupo B; Ácido alfa lipoico, potente antioxidante, y minerales y oligoelementos como el Cromo y el Selenio.

Lactobacilos. Son gérmenes que fermentan la leche transformándola en yogur o kéfir.
Ayudan a mantener el equilibrio de la flora intestinal y favorece sus funciones. Se pueden tomar en derivados lácteos (probióticos), en comprimidos o en polvo.

Fibra dietética. Se encuentra en frutas, verduras, hortalizas y cereales integrales. En caso de que no se tome suficiente cantidad, se puede ingerir salvado de Trigo, semillas de Lino o Glucomanano.

Antioxidantes. Son sustancias que neutralizan la acción de los radicales libres y previenen ciertas enfermedades, o ejercen un efecto beneficioso
sobre ellas, como las cardiovasculares, las neurodegenerativas, o la diabetes. Además de las vitaminas C, E, Beta-caroteno, Selenio, existen otras como las Bioflavonoides, la Clorofila, el Resveratrol, o las Antocianinas.

Lecitina de Soja. Es un compuesto extraído de la Soja, rico en un tipo especial de grasas: los Fosfolípidos. Éstos son claves en la estructura de las células y, sobre todo, en las del sistema nervioso. Ayuda a normalizar los niveles de colesterol, ejerce un efecto favorable en efermedades hepáticas y previene de dolencias cardiovasculares.

Ácidos grasos Omega 3 y 6. Para el buen funcionamiento del organismo, estos ácidos grasos se tienen que encontrar en unas proporciones adecuadas, generalmente cuatro partes de Omega 6 por una de Omega 3. Los Omega 3 tienen efecto antiinflamatorio, son cardiosaludables, ejercen un efecto beneficioso en el metabolismo de los lípidos, ayudan a mantener el equilibrio mental, resultan imprescindibles para la formación de las membranas celulares y para el desarrollo normal del sistema nervioso del feto, y mejoran la resistencia a la insulina. Se encuentran principalmente en los pescados grasos y también en los aceites de Lino, Soja y germen de Trigo, en las nueces y en algunos tipos de algas.
Los Omega 6 son necesarios para la formación de las membranas celulares y de algunas hormonas, ayudan a bajar el colesterol y los triglicéridos, y mejoran la salud cardiovascular. Se encuentran en los aceites de semillas de Lino, Borraja u Onagra.

Jalea real \ Polen. Son productos recomendables por su contenido en proteínas, vitaminas y minerales. La presencia de otros constituyentes les otorga además propiedades medicinales. Se recomiendan en caso de agotamiento físico o intelectual, falta de apetito, convalecencia de enfermedades, etc.

Semillas de Chía. Destacan por su alto contenido en fibra, son proteínas que contienen todos los aminoácidos esenciales y ácidos grasos Omega 3.
También poseen minerales como Calcio, Hierro, Fósforo, Magnesio y Zinc. Se utilizan para mejorar el tránsito intestinal y para ayudar a mantener los niveles adecuados de colesterol y de glucosa en sangre.

Extraído de la revista Qualitas Vitae nº11 de Soria Natural