Herbolario el Roble


Deja un comentario

David Ponce: tu cuerpo es el mapa de la historia de tu vida (entrevista)

david-ponceEn tu cuerpo y en tu cara se refleja la historia de tu vida y tus emociones.

Tu cuerpo es tu aliado, no tu enemigo. Incluso el dolor y otras molestias físicas son mensajes que hay que saber escuchar. Aprende a convivir con el dolor y a interpretar sus mensajes.

Platón decía que el cuerpo es una cárcel para el alma. Y sin embargo, también es su aliado. Y su mensajero. El cuerpo nos comunica (a veces a gritos y hasta el dolor) los mensajes del alma (o de la psique, si quieres) que tozudamente nos negamos a escuchar, para proteger un estatus de vida que, aunque insano, nos resulta cómodo y nos resistimos a abandonar. Y entonces, cuando no nos gusta su mensaje (el dolor o una enfermedad) corremos raudos a eliminarlos como si fueran el enemigo. Y así es como perpetuamos el malestar producido por una vida equivocada.

David Ponce, osteópata y fundador de la clínica que lleva su nombre, nos lo explica en su libro “El dolor de espalda y las emociones” y en esta entrevista.

¿Qué quiere decir que el cuerpo llora las lágrimas que los ojos se niegan a derramar?

Esta expresión de Sr William Osler, el padre de la medicina moderna, deja bien claro el concepto holístico e integrador del organismo humano en el que los sentimientos reprimidos de dolor, angustia, rabia, miedo, etc., harán mella de un modo u otro en nuestro cuerpo en algún momento de nuestra vida y en algún órgano u otro, dependiendo de nuestra debilidad. La falta de expresión emocional afectará a nuestra salud de manera corporal.

En la introducción, Víctor -M. Amela viene a decir que nos invitas a sentir el cuerpo “no como onerosa carga sino como ligeras alas con las que subir más alto y llegar más lejos”. ¿Cómo usar el cuerpo para subir más alto y llegar más lejos?
Nuestro cuerpo humano es un terreno virgen donde abonamos y sembramos durante toda nuestra vida aspectos negativos y positivos desde el ámbito emocional y físico; el cuerpo tiene la capacidad innata de autocuración y regulación si le dejamos trabajar. El ejemplo más claro es que nuestra sociedad está enferma, genéricamente hablando, y eso hace que inundemos a nuestro cuerpo de tóxicos ambientales que provienen de un entorno enfermo.

¿A qué tipo de tóxicos se refiere?

Proceden de múltiples fuentes: la comida, los gases invernadero, el tabaco, los metales pesados en nuestra boca, en el agua y en los alimentos, etc. Todo ello va mellando la salud y la energía de un cuerpo que en sí mismo está muy preparado y es autosuficiente, si se le cuida bien. Es fácil cuidar de nuestro organismo pero no lo hacemos porque nos cuesta creer que esos graves problemas de salud que de repente sorprenden a la gente de nuestro alrededor nos pasarán a nosotros. Hay gente que ataca y agrede durante 50 años de su vida a su cuerpo y luego se extraña de que le aparezca un cáncer o si padece un infarto. Lo repetiré mucho y no me cansaré: come sano, haz ejercicio, descansa correctamente y mantén estabilidad emocional; ésta última es la que cuesta más.

La estabilidad emocional es la que más cuesta. Y sin embargo, las emociones también se manifiestan en el cuerpo, al igual que las creencias y los hábitos de pensamiento. ¿Cómo?
Sólo tiene que mirar la cara de las personas que vemos a nuestro alrededor a diario, para darnos cuenta de que, por circunstancias personales en el ámbito emocional o físico, dejan rastro de la vida que hemos tenido y cómo hemos cuidado nuestro cuerpo. El fumador tiene su cara grisácea, falta de oxígeno; el amargado tiene su piel de un tono amarillento, fruto de su mal funcionamiento hepático; el colérico o sulfúrico destella rojez en su tez, indicativo de su carácter violento y cardíaco… y así podríamos describir miles de ejemplos. Deme una cara y un cuerpo y le diré cómo es y como siente.

Respecto al cuerpo, ¿es en el esqueleto donde más huellas deja nuestro estilo de vida?

No solamente el esqueleto, sino también en órganos que se relacionan con infinidad de comportamientos, sufrimientos y situaciones emocionales especiales. Pero sí es cierto que el esqueleto, y en concreto nuestra columna, es el eje por el que todo impulso nervioso de cualquier acción de nuestro cuerpo humano se regula, por lo que cualquier zona por la que circula la energía en forma de sistema nervioso (todo) es susceptible de alterarse.

¿De qué manera las emociones se manifiestan en la espalda?

Generando tensiones, contracturas musculares de diversa intensidad y sobre todo alterando la movilidad articular de nuestra columna, perjudicando al fluido de líquidos y energía.

¿El dolor nos avisa? ¿De qué?

El dolor es amigo fiel como el perro vigilante de nuestra casa ladra y nos avisa de un peligro, de un daño a reparar después de analizar previamente el problema. Por eso es un error acallar el dolor. Si al dolor lo anestesio con fármacos, ¿de qué me sirve? Está claro que la tolerancia del dolor debe ser soportable, pero en nuestra sociedad la medicación inmediata al mínimo dolor es una realidad que llena las arcas de la industria farmacéutica y arruina nuestro sistema de defensa. Hoy muere más gente por úlcera duodenal, que es un efecto secundario de los fármacos, que de sida, por poner un ejemplo.

Usted insiste en que es necesario conocer el dolor y saber convivir con él. Eso no significa que nos resignemos a vivir con el dolor crónicamente. ¿Qué significa exactamente?

Significa que hoy, aunque padezcamos enfermedades crónicas, podemos vivir sin dolor o con una atenuación de éste simplemente siguiendo unos hábitos correctos de salud.

¿Como por ejemplo?

Del control mental del dolor se ha escrito mucho y sabemos que incluso se hacen intervenciones quirúrgicas y actuaciones dentales con acupuntura, hipnosis y otras técnicas, pero sin llegar al extremo de estos posibles dolores, la convivencia del dolor con tratamientos naturales es posible, mejoran y alargan la vida de los pacientes.

¿De qué manera la relación entre la mente y las emociones afecta al sistema inmunológico?

La Psiconeuroendocrinoinmunologia es la ciencia que ha demostrado esta relación directa entre cómo pensamos y vivimos nuestras emociones, tanto negativas como positivas, y éstas podrán alterar las defensas, la producción hormonal y el estado general del organismo en mayor o menor grado. ¿Quién no se ha resfriado después de una época de estrés puntual, quien no ha enfermado radicalmente el día del inicio de unas vacaciones o del fin de semana esperadísimo? ¿Cuántos pacientes he visto padecer cáncer después de estar expuestos durante años a situaciones emocionalmente graves y sin capacidad de digerirlas?…

¿De qué manera estas situaciones de crisis pueden afectarle al corazón?

El corazón entiende de emociones como canta nuestro amigo Alejandro Sanz, infinidad de expresiones de amor y odio pueden reflejarse en este órgano anatómicamente conectado a nuestro tálamo y amígdala cerebral, que son el filtro de nuestras emociones diarias. Hoy nadie pone en duda el infarto de miocardio por estrés, por desamor, por pérdidas de seres queridos, por rupturas matrimoniales, etc.

¿Cómo mantener un corazón sano?

Con ejercicio y buena alimentación, con un descanso reparador y, sobre todo, dando a los demás sin esperar nada a cambio. En la 1ª carta de San Pablo a los corintios está la clave. El cerebro entonces se beneficiará de todo ello.

¿Cómo mantener un cerebro sano?

Con lo mismo que el corazón, pero practicando algo de meditación periódicamente para limpiarlo de todo lo tóxico que nos rodea a diario: ruido, gritos, discusiones, humo, contaminación, aditivos, televisión, fármacos, odio, rabia, rencor y falta de perdón.

¿De qué manera todas estas pautas insanas afectan a los intestinos?

El intestino es el mayor productor de serotonina, la hormona de la felicidad y el placer. Si nos angustiamos y nos bajan los niveles de serotonina, esto le acaba afectando al organismo en general. ¿Qué es antes, una mala digestión o una frustración? Quizás una precede a la otra y no pueden separarse.

¿Cómo mantener unos intestinos sanos?

Comiendo fruta y verduras y eliminando azúcares, grasas saturadas y exceso de proteínas e hidratos de carbono, bebiendo mucha agua y haciendo ejercicio para activar el peristaltismo.

¿Cómo le afecta la dieta a lo que pensamos? ¿En qué consiste una dieta sana que active un buen humor?

Es imprescindible dejar los excitantes alimentarios como el azúcar y los refinados, que producen falta de concentración y pueden llegar a producir depresión. Paradójicamente, lo mismo que nos deprime se convierte en refugio de la depresión; grasas y productos refinados sólo consiguen fomentar la decepción y el cansancio y finalmente no dejan que la persona y su organismo reaccionen. Coge todo eso, aliñado con antidepresivos y medicamentos para la ansiedad y para dormir, y ya tenemos el cóctel perfecto para crear el círculo vicioso cerrado, difícil salir de él pero no imposible.

¿Qué tiene la comida que tan a menudo la convertimos en un refugio?

Tiene azúcar, que de entrada da placer pero nos perjudica después; y en muchos casos, los alimentos gratificantes como el chocolate, la carne y la leche contienen triptófano, precursores de la serotonina, que es la hormona del placer. Es curioso ver que las personas que no mantienen relaciones sexuales satisfactorias o en su vida falta ilusión, buscan refugio en la comida para obtener dosis diarias de placer. El problema es que uno consume calorías y el otro engorda. ¿Funciona? Solo parcialmente. Como hemos dicho, puede perjudicarnos al no ajustar las dosis de estimulación de serotonina. Hay que saber comer para vivir bien, en vez de vivir para comer mal. Al final el cuerpo llora.

¿Descansar mal es un síntoma? ¿De qué?

Descansar mal puede ser síntoma de muchas cosas, pero básicamente si preguntamos a las personas cuándo duermen mal, la mayoría contestan que por que sus pensamientos y preocupaciones que no dejan de atormentar su cerebro. Comer copiosamente y no realizar nada de ejercicio no ayuda a compensar lo que debemos quemar con lo que debemos ingerir, y esta desproporción provoca colesterol, ácido úrico y subidas del azúcar, y como consecuencia el insomnio.

Anuncios


Deja un comentario

Flores de Bach para niños: cuidan su equilibrio emocional

INTRODUCCIÓN. PINTAR NUESTRO PROPIO CUADRO

Una niña pequeña ha decidido pintar una casa para el cumpleaños de su madre. En su pequeña mente la casa ya está pintada: Sabe cómo ha de ser hasta los más mínimos detalles, y ahora debe transportar esa idea al papel. Coge su caja de pinturas, el pincel y un trapo y, llena de entusiasmo y felicidad, se pone a trabajar. Toda su atención y su interés se concentran en su labor, nada puede desviarla de lo que está realizando en ese momento. El cuadro está puntualmente listo para el cumpleaños. La niña ha plasmado su idea de la casa tan bien como ha podido.

Es una obra de arte, ya que lo ha pintado ella sola, cada pincelada era el fruto del amor que sentía hacia su madre; cada ventana, cada puerta, fue pintada con la convicción de que tenían que estar exactamente ahí. Aun cuando pareciera un almiar, era la casa más completa que jamás haya sido pintada. Ha sido un éxito, porque la pequeña artista ha puesto todo su corazón y toda su alma, toda su vida, en realizar esa pintura. Eso es salud: éxito y felicidad, y un auténtico servicio al prójimo, servir a nuestra manera a través del amor en una completa libertad.

Venimos al mundo con el conocimiento del cuadro que debemos pintar y hemos trazado ya el camino a través de nuestra vida. Todo lo que nos queda por hacer es darle forma. Recorremos nuestro camino llenos de alegría e interés, y concentramos toda nuestra atención en el perfeccionamiento de ese cuadro, poniendo en práctica, lo mejor que podemos, nuestros pensamientos y objetivos en la vida física del entorno que hemos elegido. Si desde el principio hasta el final perseguimos nuestros ideales con todas las fuerzas que poseemos, si aspiramos a que nuestros deseos se hagan realidad, entonces no existe el fracaso sino más bien, al contrario, nuestra vida se hace marcadamente exitosa, sana y afortunada.

Sigue leyendo


1 comentario

Las 38 esencias florales del Dr. Bach

El Sistema Floral del Dr. Bach cuenta con 38 flores cada una de ellas asociadas a un estado de ánimo además de una combinación de flores para afrontar situaciones extremas y crisis esporádicas, para los momentos en los que no hay tiempo de hacer una selección adecuada de las flores individuales.

Hay que mencionar que, por su inocuidad, esta terapia no es incompatible con cualquier otro tipo de terapia y puede tomarse con cualquier otro tipo de tratamiento que en este preciso momento se esté administrando. Esa misma inocuidad hace imposible la sobredosificación, es decir una ingesta excesiva no es en absoluto perjudicial, así como tampoco lo es el tomar una flor que el paciente no necesite; simplemente al paciente no le afectará.

Esta terapia es altamente preventiva, pues se puede administrar también en personas que ni siquiera hayan mostrado el más mínimo indicio de enfermedad, pero que por su comportamiento se prevea que en un futuro pudieran padecer alguna dolencia relacionada con sus defectos.

Se entenderá que cada planta corrige la emoción que describe. Se dá el nombre en inglés por ser más común y después en castellano. Seguidamente se detalla una frase resumen de la emoción.Veámoslas.

Agrimony – Agrimonia. Tortura mental detrás de una cara alegre. Angustiado, atormentado internamente. Pero no soporta la negatividad externa. Por lo tanto siempre con la sonrisa y el chiste, a punto para reír y hacer reír: el payaso triste. No puede soportar que su entorno sea mínimamente negativo: nadie puede estar triste: todo tiene que ser de color de rosa. Pero “la procesión va por dentro”. Alegría falsa. Cualquier pequeño problema le agobia y hace lo que sea para que todo sea (o parezca) perfecto. Oculta sus sufrimientos (sentimientos) mentales o físicos: nunca los expresa, no quiere que los demás se preocupen. Teme quedarse solo, porque entonces se quita la máscara y se derrumba. No se atreve a enfrentarse a la cruda realidad de los hechos. No hay coraje. Oculta sus sentimientos. Suelen ser tendentes a las adicciones: tabaco, alcohol, trabajo, comida, compras … como escape para huir de la realidad.

Sigue leyendo


2 comentarios

Chicles con Flores de Bach

Hace muy poco ha salido al mercado este original producto. Utilizando diversas mezclas de esencias florales, combaten las situaciones extremas cotidianas a las que solemos estar expuestos.  Las variantes presentadas son:

S.O.S. Ansiedad : Proporciona tranquilidad y calma interior en situaciones de estrés. Contra la tensión por exámenes, el pánico a volar, el miedo escénico, los problemas de adaptación, las crisis y el estrés.

Esencias: Star of Bethlehem (estrella de belén), Rock Rose (heliantemo amarillo),Impatiens (balsamina), Cherry Plum (ciruela), Clematis (clemátide blanca)

S.O.S. Energía: Contra el cansancio físico y psíquico. Contra la pérdida de ánimo y la desesperanza. Apatía. Para una mayor capacidad de decisión, estabilidad y despreocupación.

Esencias: Wild Rose (rosa silvestre), Olive (oliva), Hornbeam (carpe), Elm (olmo)

S.O.S Concentración: En caso de bloqueo de la capacidad de aprendizaje y de retención. Para aumentar la atención. Para disminuir la tensión interior. Para una mayor capacidad de decisión. Para una mente clara y una mejor capacidad de concentración.

Esencias: White Chestnut (castaño de indias), Scleranthus (escleranto), Impatiens (balsamia), Chestnut Bud (capullo de la castaña de india), Clematis (clemátide blanca)

S.O.S. Autoconfianza: En caso de sentimientos de inferioridad y miedo al fracaso. En caso de miedo a la soledad, el aislamiento y la desatención. Para la confianza en el futuro y una mayor tranquilidad. Para aumentar el optimismo.

Esencias: Larch (alerce), Gentian (genciana violeta), Aspen (álamo temblón) Cerato (cerato)

Si no conoces qué  son y para qué sirven las Flores de Bach os recomendamos que leáis el artículo aquí mostrado para aprender sobre el Dr. Bach su creador y las distintas esencias florales que el descubrió.

P.d. Sin bien este producto es un concepto interesante para casos generales, un especialista en Flores de Bach puede ayudarte más eficazmente a reducir drásticamente esos y otros estados emocionales que te están alterando, mediante la combinación de flores realizadas exclusivamente para ti.

Si lo deseas puedes pedirnos cita


Deja un comentario

Flores de Bach: ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

¿Qué son las Flores de Bach?

flores de BachLa terapia de las flores de Bach desarrollada hace más de cincuenta años por el médico e investigador inglés Edward Bach, es uno de los fenómenos más interesantes de la medicina alternativa contemporánea. Está basado en un concepto ausente en la medicina clásica: la relación entre el alma humana y la manifestación de la enfermedad, que tiene en cuenta el elemento psíquico de esta.  La medicina dominada por la química y la tecnología puede ser capaz de eliminar los síntomas de la enfermedad, pero no sus causas: aumenta el conflicto entre el alma y el cuerpo y la curación se hace imposible.

El método curativo del Dr. Bach se basa en el hecho de que la enfermedad no sólo es el resultado de trastornos corporales sino que tiene su origen en sentimientos y actitudes negativas que bloquean nuestra energía vital.

El punto fuerte de la terapia de las flores radica en la normalización de los trastornos psíquicos y en la resolución de los conflictos internos, así como en la mejoría del dolor físico con causas psíquicas reconciliables o síntomas concomitantes.

Las flores de Bach no solo son adecuadas para el tratamiento armonizador psicofísico en enfermedades de todo tipo —en ocasiones de modo adicional al tratamiento médico— sino también para cuidar la salud y llevar una vida sana, puesto que estabilizan y eliminan lo puntos flojos de tipo psíquico.

¿Cómo funcionan las Flores de Bach?

El método se basa en el uso de treinta y ocho remedios naturales, derivados de las flores, que inciden sobre las vibraciones energéticas más sutiles del hombre.

Con la asimilación de los remedios, que carecen de efectos secundarios y no interfieren con los medicamentos, se obtiene una mayor resistencia a los trastornos físicos, así como una mayor serenidad y aceptación de uno mismo.

No existe curación posible si no va acompañada por una actitud mental distinta, por la tranquilidad y la felicidad interior.

La única condición que debe tener en cuenta quien experimenta por sí mismo este método es que aprenda a reconocer honestamente los propios estados de ánimo, asociarlos con los remedios y confiarse a ellos para recuperar el bienestar.

Bach consideraba que estas flores pertenecen a un “orden superior”, por cuanto cada una de ellas canaliza una vibración energética que responde perfectamente a determinadas características del ánimo humano. Las treinta y ocho flores, por tanto, se relacionan con el paciente en función de un intercambio energético que podría definirse como “chispa divina”, o también como “potencial espiritual”, y que se clasifican de acuerdo con este potencial.

Por lo tanto, cuando un obstáculo se interpone entre nuestra personalidad y nuestro potencial espiritual, nuestro campo energético produce una vibración distorsionada que, con el tiempo, puede degenerar y activar un malestar de tipo físico.

El objetivo prioritario de las flores es el de relacionarse con nuestras características básicas, para devolverlas a su primitivo equilibrio y, por consiguiente, y a través de su vibración energética beneficiosa, recordándonos quiénes somos y cuáles son nuestras autenticas potencialidades.

Así, restablecidos, podremos por fin volver a alcanzar aquellas características primarias que forman nuestro bagaje de recursos, y que nos permiten reconocer nuestra unidad y nos confieren integridad.

¿Quiénes pueden tomarlas?

Todos sin excepción. Cuando existe una alteración del comportamiento habitual de una persona (o animal) provocada por un cambio repentino en sus circunstancias, y no se ha sabido adaptar y aceptar ese cambio, surgen el miedo, la ansiedad, las fobias, inseguridades … que las esencias florales, debidamente combinadas, llegan a minimizar estos trastornos de tal manera que seamos capaces de afrontar estas nuevas situaciones, enfocándolas desde otro punto de vista, con mayor claridad, viendo soluciones en lugar de problemas, adaptándonos a la nueva situación con mayor conciencia.

Este conocimiento está abierto a cualquiera que pueda interesarle. La práctica lo hace todo. Existen especialistas en Flores de Bach a los que se puede acudir para que nos ayuden en este sentido. Los resultados son extraordinarios.

Si lo deseas puedes pedirnos cita